miércoles, 8 de octubre de 2008

Tu entorno: Festival de Cine de Morelia


Temor en el Festival de Cine de Morelia

Entre miedo y desconfianza arrancó el Festival Internacional de Cine de Morelia, el pasado viernes 3 de octubre. Los directores Steven Soderbergh y Benicio del Toro inauguraron la sexta edición del Festival.

Dados los sucesos ocurridos en el estado, la muestra contará con un mayor despliegue de seguridad.

Organizadores del evento comentaron que continuarán con las actividades planeadas, sin embargo se omitirán las que impliquen estar al aire libre, principalmente por cuestiones de seguridad.

El comité organizador comentó en un comunicado “Queremos reiterar, hoy más que nunca, nuestro compromiso de seguir trabajando por brindarle a Morelia un espacio de encuentro y reflexión”.

Asimismo, integrantes del Comité mencionaron que el cine y la cultura representan un medio para el mejoramiento social y son un factor esencial para construir un país más justo.

Este año se exhibirán 48 cortometrajes, de los cuales seis competirán, y 25 documentales. Este año la muestra estará dedicada al fallecido director José María Escriche. Mexicanos como Guillermo Arriaga, debutará como director presentando “The burning Plain”.

Los largometrajes en competencia son “Amor, dolor y viceversa de Alfonso Pineda, “Cosas insignificantes” de Andrea Martínez, “Bajo la sal” de Mario Muñoz, “Los Bastardos” de Amat Escalante, “Cinco días sin Nora” de Mariana Chenillo y “Espiral” de Jorge Pérez Solano.

Los ganadores de cortometrajes en las categorías de ficción y animación, participarán en las nominaciones al Oscar, representando a México.

1 comentarios:

ABIGAIL dijo...

El hecho de que la inseguridad en México terminé por afectar eventos culturales que le dan proyección a nuestro país a nivel mundial es una cosa a tomar en cuenta, hoy desviamos la mirada hacia los hechos ocurridos el 15 de septiembre en Morelia que a pesar de todo hacen que el Festival de Cine sea visto y visitado por personalidades como Gael García y no sólo para presentar sus trabajos sino para brindar su solidaridad y mostrarse en desacuerdo con los hechos.